Rinomodelación

La rinomodelación, se realiza mediante bioplastía. Su misión es corregir el dorso de la nariz, la punta y otros detalles. Sólo algunos minutos son necesarios para modificar la forma y el aspecto, aunque el especialista analizará cada caso para ver las posibilidades de cada paciente. Se realiza en solo una sesión, buscando corregir las imperfecciones mediante la infiltración de ácido hialurónico, obteniendo de esta manera un perfilado natural de manera no invadida. El efecto de la rinomodelación es de 12 meses aproximadamente.

 
       Resultados

La rinomodelación es muy eficaz para corregir el perfil curvo, aguileño e incluso con doble curva. También corrige la punta caída. En algunos casos se asocia con remodelación del mentón (barbilla), con lo que se consigue un perfil más equilibrado. No está indicado para narices muy grandes, pues no se puede reducir el tamaño de la nariz en su totalidad. Tampoco está indicado para personas que quieran cambiar la estructura ósea. En estos dos casos o si quiere hacer un gran cambio en su nariz, debe recurrir a la rinoplastia convencional. Tampoco se recomienda a menores de 17 años, pues la nariz no está definitivamente formada.

 
       Consideraciones y efectos secundarios

Durante unos días la zona puede estar un poco inflamada o presentar enrojecimiento. No conviene tocarse la nariz ni llevar gafas durante 48 horas. Durante la siguiente semana, deberán evitarse saunas o tratamientos faciales intensos. Tampoco realizar deportes o tareas que demanden mucho esfuerzo.  

 
 
 

 

 

Beneficios

- No requiere tiempo de recuperación
- Aspecto natural

 

Conoce más cirugías estéticas