A veces, en el cuerpo masculino se concentra un exceso de grasa en la zona del pecho que simula una mama femenina. Muchos hombres se avergüenzan de eso, se sienten incómodos y evitan usar polleras o trajes de baño.

A esta situación los médicos lo llamamos “ginecomastia”, y puede ser corregido con la Laserlipólisis.

Incluso el exceso de grasa acumulada delante o detrás de la axila puede ser eliminado con este
sistema.

La Laserlipólisis consiste en realizar primero una infiltración de anestesia local tumescente que inyecta en la zona a tratar grandes cantidades de líquido fisiológico con una escasa cantidad de anestésico.

Esto nos permite obtener una excelente anestesia con un mínimo de toxicidad de las drogas; luego de una incisión de apenas 1mm, dejamos correr la fibra del LASER Neodinium Yag que derrite selectivamente todo lo que sea de color amarillo, sin actuar sobre los elementos de otros colores, ocurre que debajo de la piel, el único elemento amarillo es la grasa, así el láser destruye la grasa sin lesionar las otras estructuras como ser los vasos sanguíneos (rojos) y los nervios y linfáticos (blancos).

El aceite que liberan las células grasas al romperse es metabolizado por los sistemas de defensa naturales del organismo y otra parte es absorbida en el momento, aquí la incisión se extiende a pocos milímetros, para obtener más rápidamente resultados.

La Laserlipólisis brinda firmeza a la piel y una apariencia más delgada del tórax, los pechos y la parte superior de la espalda.

En muchos casos complementa las cirugías estéticas mamarias.