Blefaroplastía

Blefaroplastia, cirugía de los párpados. Las "bolsas" en los párpados se producen porque la piel se debilita y se distiende y la grasa orbital forma una especie de almohadón para el ojo.

La causa real es hereditaria con una tendencia a un desarrollo excesivo de la grasa del globo ocular que, en todas sus demás características, es perfectamente normal. El resultado es que parte de la grasa sobresale hacia la zona que está entre el globo ocular y el párpado, lo que hace que la piel cuelgue. Eso ocurre sobre todo en el párpado inferior, especialmente en personas jóvenes, pero en las personas mayores están comprometidos tanto el párpado inferior como el superior.

Esas bolsas de grasa no se relacionan con los párpados ni con la obesidad y se presentan tanto en hombres como mujeres. El debilitamiento de los tejidos que rodean la zona hace que la grasa se abulte. Esa grasa no puede ser tratada por medio de ningún régimen para adelgazar. La operación consiste en la remoción del exceso de grasa acumulado en el párpado superior o inferior y de la piel sobrante. En los jóvenes, sólo se necesita sacar muy poca piel. A las personas mayores con una piel con menor tonicidad hay que quitarles mucha más cantidad de piel además de las almohadillas de grasa.

En muchos casos, en las personas con bolsas muy severas en el párpado inferior, también se realiza un retoque de la mejilla para que tanto el párpado inferior como los pómulos queden más tirantes. Esa intervención le da a la cara un aspecto más joven y lozano. En muchos casos, la cirugía de párpados se puede combinar con otros procedimientos estéticos de la cara. Esta cirugía no cambia los rasgos del rostro pero si devuelve frescura a la mirada. Cuando se completa la cirugía, se aplican apósitos helados y húmedos sobre los párpados. No se utilizan vendajes. El dolor y las molestias posteriores a la cirugía son mínimos.

Unos días después del alta, el paciente puede continuar con sus actividades normales. Se pueden usar lentes oscuros casi inmediatamente después de la intervención hasta que desaparezca la decoloración alrededor de los ojos. Las finas suturas utilizadas para cerrar la incisión se retiran en tres días.

Conoce más cirugías estéticas