Peeling facial

El Peeling genera una exfoliación en la piel a través de sustancias químicas favoreciendo la renovación celular por el grado de acidez, se removerán las células muertas del estrato corneo, dando paso así, a una piel nueva y regenerada con un color uniforme.

Ideal para pieles gruesas, envejecidas, oleosas, con manchas y comedogénicas. Una vez terminado el tratamiento, se verá una piel luminosa y libre de imperfecciones.

Utilizamos distintos acidos (glicólico, mandelélico, kójico) en función de los resultados que se busquen.

La sesión de tratamiento de peeling consiste en realizar un desengrasado de la piel. Después se aplica la cantidad necesaria del ácido requerido. Se deja actuar durante el tiempo requerido. Puede sentir picor o quemazón y enrojecimiento. Transcurrido el tiempo necesario se neutraliza el ácido y la sensación de picor irá desapareciendo a la vez que se aplica una mascarilla hidratante. Las contraindicaciones para efectuar este tratamiento son pieles con rosácea, hipersensibilidad (cuperosis) y pieles que se expongan constantemente al sol.

Su frecuencia es de 1 vez por semana previa evaluación profesional.

 

Conoce más tratamientos faciales