Julio César Rodríguez Ha bajado 14 kilos. Ahora usa ropa que le queda justa, muestra con orgullo el nuevo look que consiguió con un tratamiento llamado Slimway, el cual consiste en la inyección de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (HCG), durante los primeros 23 días. Esta se usa, entre otros fines, en la industria de la estética para lograr una baja de peso, ayudando a quemar grasas.

Julio César Rodríguez Animador de TV

RADIOFRECUENCIA TRIPOLAR

Es un tratamiento corporal no invasivo utilizado para definir el contorno corporal, mejorar la flacidez y la celulitis. Mediante esta energía se produce un calentamiento profundo y controlado de la dermis y el tejido graso. Las ondas del tratamiento de Radiofrecuencia tripolar son transformadas en calor en la profundidad del tejido generando cuatro estímulos a diferentes niveles: Estimula los fibroblastos que son las células responsables de producir colágeno nuevo.

Estimula el colágeno preexistente que con el tiempo va perdiendo su estructura y disposición normal y es responsable de los signos de flaccidez. Contrae, reorganiza y reposiciona las fibras generando mayor tensión en la piel. Fluidifica por inducción térmica, la grasa subcutánea permitiendo una remodelación de los contornos corporales. Genera un estímulo contráctil sobre los músculos subyacentes generando un aumento del drenaje linfático mejorando el intercambio de nutrientes y eliminación de toxinas del tejido.

RADIOFRECUENCIA TRIPOLAR

Es un tratamiento corporal no invasivo utilizado para definir el contorno corporal, mejorar la flacidez y la celulitis. Mediante esta energía se produce un calentamiento profundo y controlado de la dermis y el tejido graso. Las ondas del tratamiento de Radiofrecuencia tripolar son transformadas en calor en la profundidad del tejido generando cuatro estímulos a diferentes niveles: Estimula los fibroblastos que son las células responsables de producir colágeno nuevo. Estimula el colágeno preexistente que con el tiempo va perdiendo su estructura y disposición normal y es responsable de los signos de flaccidez. Contrae, reorganiza y reposiciona las fibras generando mayor tensión en la piel. Fluidifica por inducción térmica, la grasa subcutánea permitiendo una remodelación de los contornos corporales. Genera un estímulo contráctil sobre los músculos subyacentes generando un aumento del drenaje linfático mejorando el intercambio de nutrientes y eliminación de toxinas del tejido.