hongos en las uñas

Onicomicosis (Hongos en las uñas)

¿Qué son los hongos de los pies?

La infección con hongos en las uñas (onicomicosis) es un problema muy común. Se cree que entre el 5 y 10 % de la población mundial sufre este problema, lo que significa que 800 millones de personas en el mundo padecen de hongos en las uñas. Cerca de la mitad de los problemas que afectan a las uñas son debido a la presencia de hongos.

Afecta más a los hombres que a las mujeres, y es más común a medida que uno va envejeciendo. Las uñas afectadas por los hongos se vuelven feas y desagradables. Se vuelven más gruesas y escamosas además de adquirir coloraciones variadas dependiendo del tipo de hongo que las ha atacado. La uña se puede volver amarilla, marrón, verde, blanca o incluso negra. Se suele volver dura, difícil de cortar y se despega de su base en su borde libre incomodando el uso de calzado. En algunos casos, los restos se acumulan por debajo de la uña, produciendo olor desagradable.

A pesar que la infección de las uñas por hongos pueda parecer un problema puramente estético, cuando las uñas se vuelven francamente desagradables a la vista, puede llevar a una disminución notable en la autoestima del paciente.

Puede volverse doloroso al utilizar calzados y pueden desarrollarse uñas encarnadas que dificultan el corte de las mismas.

¿Qué causa los hongos de las uñas?

Las infecciones de las uñas causadas por hongos muchas veces están causadas por el daño en el lecho ungueal, en el extremo de la uña. La infección de la piel conocida como Pie de atleta que es muy común en los dedos puede invadir la uña causando la infección.

Más del 30% de los pacientes con infecciones en las uñas también suelen tener algún grado de infección en la piel. Los hongos prosperan en las condiciones que encuentran dentro del calzado, calor, humedad y ambiente cerrado que se produce dentro del zapato cerrado. Este ambiente calido y húmedo es ideal para el crecimiento de los hongos. Las infecciones micóticas están causadas principalmente por hongos llamados Dermatofitos, pero también la Candida y otros tipos de levaduras y musgos que crecen en estas condiciones. El dermatofito llamado Tricophytum Rubrum, es el responsable de cerca del 90% de las infecciones en las uñas.

Los factores que aumentan el riesgo de infecciones en las uñas son:

  • Daño en la uña o comerse las uñas.
  • Condiciones médicas como la Diabetes, Psoriasis, o Debilidad del sistema inmune.
  • Tabaquismo
  • Mal estado de salud en general.
  • Actividades de riesgo que implican traumatismo en las uñas y uso continuo de guantes de cocina.
  • Compartir vestuarios o duchas publicas
  • Correr o hacer deportes con calzado inadecuado.

Condiciones mèdicas serias como la Diabetes y la mala circulación pueden crear las condiciones para la aparición de infecciones secundarias producidas por bacterias.

Los hongos pueden desarrollarse cuando los pies se mantienen húmedos y tibios por la presencia de calzados durante tiempos prolongados. El uso de toallas húmedas, la higiene personal incorrecta de los pies, caminar sobre superficies contaminadas y el uso de instrumentos o equipos de pedicuria mal esterilizados son otras formas de contraer la infección por hongos.

Se estima que 5 al 10 % de los adultos y cerca de la mitad de los mayores de 70 años o mayores sufren infecciones por hongos en sus uñas.

¿Cómo sé que tengo micosis en las uñas?

En la mayoría de los casos el diagnóstico se hace luego de una  inspección de la uña afectada. Ciertos cambios en las características como de color marrón, amarillo, blanco o naranja y el engrosamiento y la descamación de la uña son altamente indicativos del diagnóstico. La uña frecuentemente muestra líneas longitudinales hipopigmentadas que se extienden del borde hacia la base de la uña.

En caso de dudas, una biopsia de la uña puede ser enviada para cultivo en algunos casos para confirmar diagnostico.

Cómo prevengo la micosis de las uñas?

  • Tenga cuidado en las zonas publicas, vestuarios y piscinas. Utilice ojotas, seque bien sus pies y aplíquese el antifúngico antes de colocarse de nuevo las medias y los zapatos.
  • Evite la oclusión, deje que sus pies respiren. Rote sus zapatos y para evitar utilizarlos en días consecutivos.
  • Mantenga sus uñas cortas y limpias.
  • Procure utilizar medias del algodón o de fibra natural y zapatos respirables de cuero.
  • Para los que presentan risego deben utilizar el antifúngico a diario o semanalmente como mínimo.

¿Por qué utilizar Láser?

Uno de los principales problemas de los tratamientos no laser es que no funcionan en todos los casos, toman mucho tiempo o pueden tener efectos secundarios.

El tratamiento con Laser  puede requerir tan solo una sesión que dura menos de una hora. Se ha demostrado que es seguro y no produce ningún efecto secundario y no requiere medicación por vía oral. Su objetivo directo es el hongo y la uña.

No hay necesidad de analgésicos durante ni después del tratamiento. El procedimiento ha conseguido efectividad mayor al 88% en estudios y después de una año de tratamiento en USA, y esta proporción de éxito ha sido confirmada luego de tratar muchos miles de pacientes exitosamente.

El tratamiento se aplica a toda la uña, y en el lecho ungueal para asegurar que todas las fuentes de infección han sido tratadas.

¿Qué esperar del tratamiento?

Los pacientes deben realizar una consulta en la que se inspeccionaran sus pies y en particular sus uñas, discutiremos el tratamiento y le daremos tiempo suficiente para cualquier pregunta que tenga. Si usted esta de acuerdo con el presupuesto se puede iniciar el tratamiento con LASER en el día de la consulta. No es una obligación realizarse el procedimiento y no habrá ningún costo si decide no tratarse. Nosotros también podremos darle una cita si desea realizarse el procedimiento en una fecha posterior.

Luego se aplica el Laser usualmente tres veces en cada uña y la piel circundante, cubriendo milímetro a milímetro. Esto puede tomar 45 minutos aproximadamente. El tratamiento usualmente no es doloroso y en ocasiones hay sensación de calor. Será necesario que le coloquemos unos anteojos para la protección ocular durante el procedimiento.

Le explicaremos los métodos de prevención para evitar una reinfecciòn. Para mucha gente sugerimos el uso de cremas o sprays diariamente o luego de practicar deportes y así reducir las posibilidades de una futura infección fúngica recidivante. Los zapatos proveen un ambiente oscuro, calido y húmedo para los hongos y para aquellos pacientes predispuestos a estas clases de infecciones un buen cuidado a largo plazo es esencial.

Las siguientes sesiones se realizaran como mínimo una semana después de la primera sesión hasta completar 6 sesiones.

Recuerde que las uñas de los pies crecen muy lentamente así que puede tomar entre 8-12 meses y en algunas ocasiones de infección severa un poco más para que termine de salir la uña sana.

En los Centros estaremos en contacto con usted a través de todo el proceso de su curación y estamos felices en atenderlo si tiene alguna pregunta o preocupación.

¡CUIDA TUS PIES! VISITANOS PARA UN TRATAMIENTO RÁPIDO, EFECTIVO Y SEGURO.

Más información en http://www.cince.cl/hongos/index.htm

Si necesitas más información o quieres agendar una hora para tu evaluación gratuita completa el siguiente formulario: